Posibilidades de que EE.UU. use la fuerza contra Irán son casi nulas, dice expremier israelí

Autor: Al Mayadeen Español

El ex primer ministro israelí Ehud Barak cree que “Israel” debe entender que la posibilidad de que Irán se convierta en un estado con umbral nuclear existe.

Las posibilidades de que Estados Unidos utilice la fuerza contra Irán hoy son casi nulas. “Israel” debe entender que Irán puede convertirse en un estado con umbral nuclear, pues avanzó rápidamente en la dirección, declaró el ex primer ministro israelí Ehud Barack.

Durante una entrevista para el Canal 12 israelí, Barak comentó las recientes conversaciones de Viena: “Digo con cautela que no es seguro que “Israel”, ni Estados Unidos, tengan actualmente un plan práctico viable, según el cual, si das la orden te despertarás por la mañana e Irán estará de nuevo a tres años de las armas nucleares”.

“En 2015 cometieron un error histórico. El acuerdo era terrible y eso no es un secreto. Pero desde el momento en que se firmó se convirtió en un hecho, no podemos vivir en una fantasía”, subrayó Barak.

El jefe del Mossad, David Barnea, tenía previsto visitar Washington el domingo para reunirse con altos funcionarios de la administración Biden para hablar de Irán.

El viaje se produce pocos días después de suspendidas las conversaciones renovadas para restablecer el acuerdo de 2015.

“Israel” tiene que estar muy preocupado
El analista israelí de asuntos militares Yoav Limor dijo en Israel Hayom que Estados Unidos podría llegar a un mal acuerdo con Irán. Subrayó que sólo “Israel” debe determinar su estrategia futura.

Limor también afirmó que la ocupación “debe estar muy preocupada”.

“Aunque la administración dice que Teherán ‘no parece ir en serio’ con respecto a las conversaciones nucleares de Viena y que hay ‘otras opciones’ disponibles si las conversaciones fracasan, suena más como una amenaza desdentada”, escribió el analista.

En un guiño a la capacidad de recuperación iraní, señaló que Teherán ve la vuelta al acuerdo como una opción y no como una obsesión, a diferencia de Estados Unidos. “Han aprendido a vivir bajo las sanciones económicas y han aprovechado el tiempo de forma impresionante para avanzar en su programa nuclear y en otros objetivos estratégicos, concretamente fabricando y entregando metódicamente misiles de precisión y aviones no tripulados a sus diversos apoderados en toda la región.”